Ideas que se aplican con éxito en Finlandia para realizar una gestión eficiente de la vialidad invernal


Siempre resulta útil conocer cómo se enfrentan las administraciones y empresas de otros países a problemas  comunes, y con respecto a la gestión de la vialidad invernal, es interesante conocer qué medios se usan en un país como Finlandia, técnicamente muy avanzado, y que debido a su climatología tiene que enfrentarse al problema de la nieve en las carreteras de forma habitual.

Como no resulta posible (al menos de momento) controlar el tiempo que va a hacer, es necesario tomar las medidas que minimicen los problemas ocasionados con la nieve en la carretera, y de igual forma, que ofrezcan con la mayor anticipación posible la información detallada sobre el tiempo en cada zona.

Desde hace muchos años, en Finlandia se han tomado medidas que van en las dos direcciones. Allá por el año 1970, las autoridades del país decidieron participar activamente en el programa Electronic Traffic Aids, siendo responsable del proyecto de Detección automática de las condiciones climatológicas adversas, y más recientemente se han seguido tomando medidas, como establecer unos límites de velocidad variables en sus carreteras.

En la actualidad, los esfuerzos se centran en contar por una parte con los equipos que ofrezcan la mayor cantidad posible de información – en la mayor cantidad posible de zonas -, y en paralelo, con los sistemas informáticos que permitan analizar y tratar todos estos datos recibidos en tiempo real, ofreciendo una información útil a los conductores y peatones de las diferentes regiones.

Con el objetivo de contar con el mayor número de datos posible, la Agencia de Transporte de Finlandia ha desarrollado un avanzado Sistema de Información Meteorológico (RWIS), que recopila y procesa la información suministrada de un importante número de sensores instalados en las carreteras, analiza la información de las estaciones meteorológicas existentes, y ofrece todo esto de forma atractiva a los usuarios de la carretera.

De igual forma, en el Instituto Meteorológico de Finlandia, se están realizando numerosas investigaciones destinadas a establecer previsiones más exactas del tiempo con 5-10 días de antelación, basadas en la inmensa cantidad de datos con los que se cuenta en la actualidad, así como en los medios que permiten un procesado inteligente de todos estos datos.

Con esta información existen, las empresas concesionarias de las carreteras pueden también hacer un uso más eficaz de sus productos, evitando por ejemplo el uso de sal en las carreteras a no ser que sea estrictamente necesario, lo que ofrece una mejora tanto económica (para la empresa) como ecológica.

Todos estos sistemas existentes al fina lo que permiten es que los conductores y usuarios de las carreteras cuenten con una información mucho más exacta sobre el estado de cada zona, las medidas a tomar, y las previsiones para los siguientes días, lo que sin duda redunda en una mejora de su seguridad, que es el objetivo principal de las acciones realizadas.

En el siguiente vídeo se puede ver de forma gráfica algunas de estas acciones que hemos comentado: