Adiós a la publicidad que provoca distracciones en las carreteras


En numerosas ocasiones hemos conocido cómo se producían accidentes en las carreteras por despistes de los conductores provocados por contemplar algún determinado anuncio, colocado cerca de la vía, que llamaba su atención y provocaba que desviara su mirada de la carretera, con el peligro asociado que esto conlleva.

Para evitar este problema, la nueva ley de carreteras publicada el 30 de septiembre de 2015, otorga al Ministerio de Fomento (a través de la Dirección de Carreteras) las facultades necesarias para poder ordenar la retirada de cualquier tipo de publicidad que pueda afectar a la Seguridad Vial, provocando despistes en los conductores.

Sin duda se trata de una iniciativa que tiene todo el sentido del mundo ya que es imprescindible evitar distracciones a los conductores. Sin ir más lejos, la última campaña de la DGT (“la canción más cara del mundo“) iba en esta línea, en este caso centrada en el coche, pero con la misma idea de evitar distracciones y despistes.

Además de este importante aspecto, la nueva ley de carreteras incluye otros aspectos de gran interés como la promoción del uso de Sistemas Inteligentes de Transporte (imprescindibles para mejorar la seguridad en las carreteras), medidas para mejorar la gestión y seguridad en las vías, así como otra serie de elementos relacionados con las carreteras.