Cómo ha sido la evolución de la Seguridad Vial en las carreteras europeas durante los últimos años


¿Cómo ha evolucionado la Seguridad Vial en las carreteras europeas durante los últimos años?. Para dar respuesta a esta cuestión, el Parlamento Europeo ha publicado un resumen e infografía del estudio realizado durante los años 2001-2017.

El documento, de título Estadísticas sobre la mortalidad en las carreteras europeas (infografía) ofrece algunos datos muy significativos:

  • 1.- La evolución durante estos años es muy positiva: El número de muertos por accidente de tráfico ha descendido en un 57.5 % durante estos 17 años.
    • Como aspecto menos positivo, indicar que en los últimos años se ha estacando esta mejora, manteniendo unos números de muertes similares, por lo que es necesario tomar nuevas medidas para seguir mejorando la seguridad vial.
  • 2.- En cuanto al porcentaje de muertes, aproximadamente la mitad (un 46 %) ocurren en vehículos, mientras que la otra mitad son los usuarios denominados “vulnerables” (peatones (21 %), motoristas (17 %), ciclistas (8%)).
  • 3.- Países:
    • Los países que destacan positivamente, al tener el menor número de muertos en la carretera son: Reino Unido, Suecia y los Países Bajos.
    • En el lado inverso, tenemos a unos países con menos nivel de desarrollo, y donde ocurren más accidentes (por sus peores carreteras y medios, entre otras razones): Rumanía, Bulgaria y Croacia
  • 4.- ¿Cómo se podría mejorar la seguridad vial? Poniendo el foco en el factor humano, ya que se estima que el error humano provoca el 95 % de los accidentes. Tecnologías que se van a ir incorporando en los vehículos para avisar de problemas, reducir la velocidad al nivel permitido o mejoras generales, se espera que contribuyan muy significativamente a reducir este % de errores, y por tanto a mejorar la seguridad en las carreteras.
  • 5.- España y la seguridad vial: Aunque la evolución ha sido bastante positiva en estos años, (entre los años 2010 y 2017 se redujo un 26 % el número de víctimas), es preocupante que en el último año de estudio el número de fallecidos aumentó un 2%. Además, tenemos una gran accidentalidad en las áreas urbanas, por encima de la media de la UE.