smartphone

Una aplicación móvil para evitar el uso del teléfono al conducir


El fabricante de tecnología y uno de los líderes del mercado de teléfonos móviles inteligentes, Samsung, ha iniciado en Singapur una campaña llamada “Road comes first” (La carretera es lo primero) para concienciar a los conductores del peligro que supone el uso del teléfono mientras se circula. En un estudio encargado por la compañía, el 83% de los conductores de esa ciudad admiten hacer uso del teléfono al conducir sin un kit de manos libres.

En la campaña participan conjuntamente la policía local y el Consejo de Seguridad Vial de Singapur cuyos datos reflejan el incremento del 46% de denuncias en el último año que han tenido que imponer por este uso indebido del teléfono.

Para ayudar a los conductores a respetar las normas que impiden el uso del teléfono al conducir, Samsung ha lanzado “Eyes on the road” una aplicación móvil que restringe el uso del teléfono si se detecta que está circulando en automóvil. Gracias a los sensores que el teléfono incorpora y a la información de las antenas de telefonía móvil se puede determinar si el usuario del aparato está realizando un trayecto en automóvil, eso sí, no se puede diferenciar si como piloto o pasajero. Por eso, el conductor puede activar o desactivar la aplicación haciéndose responsable de su comportamiento. Si la aplicación está activada, el teléfono responde automáticamente a eventos de entrada como llamadas, mensajes o actividad en las redes sociales, mediante un mensaje de texto que avisa a quien quiere comunicar con él de que en ese momento se encuentra conduciendo y no puede atender.

Según sus datos, marcar un número de teléfono mientras se conduce casi triplica el riesgo de accidente y escribir mensajes de texto lo multiplica por 23. Gracias a este tipo de aplicaciones y sobre todo a la buena voluntad de los conductores puede reducirse drásticamente el peligro de accidente debido a distracciones por el uso del móvil.

Aparcando el vehículo desde el teléfono móvil

Acaba de terminar la feria Consumer Electronics Show (CES) que reúne anualmente en Las Vegas a las principales empresas tecnológicas mundiales y en donde muestran sus últimas novedades y creaciones. Muchas de estas innovaciones están relacionadas con el mundo del automóvil, por ejemplo, la que hoy mostramos de la mano de Bosch: Un sistema que permite que nuestro vehículo se aparque automáticamente desde una aplicación instalada en teléfono móvil. [Continuar leyendo]

Resumen 2013 – Aplicaciones, software, sistemas de comunicación y conducción autónoma

Siguiendo con el resumen de los más destacado del año 2013, hoy hacemos repaso de aquellos posts relacionados con software y aplicaciones, principalmente desarrolladas para teléfonos inteligentes, que ofrecen todo tipo de posibilidades a los usuarios. También queremos recordar los sistemas de comunicación que se han venido desarrollando entre vehículos e infraestructuras y cómo han colaborado en el avance de muchas iniciativas sobre conducción autónoma. [Continuar leyendo]

Usando smartphones para proyectar sobre el parabrisas información de la ruta en condiciones de escasa visibilidad

Cuando las condiciones meteorológicas dificultan la correcta visión de la carretera son bienvenidos todos los sistemas de ayuda a la conducción que permiten al conductor anticipar lo que va a encontrar en el trayecto. Hemos conocido una aplicación de navegación para teléfonos inteligentes que proyecta sobre el parabrisas del vehículo la información sobre la ruta fijada, ideal para situaciones de escasa visibilidad. [Continuar leyendo]

Creando mapas de ruido de la ciudad usando los smartphones de los ciudadanos como sensores

En Tecnocarreteras hemos hablado de los problemas de salud puede llegar a provocar el ruido producido por el tráfico, sobre todo en algunas zonas de las grandes ciudades. Las autoridades municipales, para determinar las áreas donde existe mayor contaminación acústica crean mapas estratégicos de ruido. Ingenieros australianos han desarrollado un sistema que aprovecha los teléfonos inteligentes de los ciudadanos como sensores para captar el nivel de ruido en cualquier punto donde se encuentre y con esos datos generar un mapa de ruido más completo. [Continuar leyendo]