Pasos de vaca: Cuando la realidad supera a la ficción


Leyendo el titular de la noticia cualquier podría pensar que estábamos ante un nuevo artículo de El mundo today, pero no, en este caso parece que va en serio, y que es cierto que Galicia ha estrenado su primer “Paso de Vaca” para sustituir al tradicional “Paso de Cebra” que no les representa.

Dejando de lado lo anecdótico de la medida, lo preocupante del tema es la proliferación de iniciativas que van en esta línea, desde los pasos en verso de Madrid, a los pasos de peatones de colores, y otro tipo de ideas que, más allá de la buena intención inicial, pueden acabar ocasionando un peligro extra en la conducción.

En las ciudades, en las calles y en las carreteras hay un concepto que es fundamental: Evitar las distracciones de los conductores. 

Por este motivo es tan peligroso apostar por iniciativas que cambien los signos o marcas viales a los que estamos acostumbrados, o supongan elementos que puedan llamar la atención de conductores, y les pueda ocasionar un despiste.

Sería muy importante, por tanto, que a partir de ahora las iniciativas de este tipo no usen elementos de la vía, y se estudien bien a fondo antes de ponerlas en práctica.

Porque ya se sabe que más vale prevenir que curar.